viernes, 30 de enero de 2009

CUCICBA

Argentina - Buenos Aires 03Image by GustavoBuriola via Flickr

La ley 2340 de la CABA

La ley 2340 sancionada en junio de 2007 creo el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Capital Federal cuya función es la de regular y controlar el ejercicio de esta profesión.

El art 2°de esta ley indica que será considerado corredor inmobiliario toda persona que en forma normal, habitual y onerosa, intermedia entre la oferta y la demanda, en negocios inmobiliarios ajenos, de administración o disposición, participando en ellos mediante la realización de hechos o actos que tienen por objeto conseguir su materialización (compra, venta, alquiler etc.).

Imprimir boleta de Pago



Los requisitos establecidos para ejercer la actividad, determinados en el Art. 3° son: estar habilitado conforme a las disposiciones de la presente ley y estar inscripto en la matrícula correspondiente.

Dentro de los requisitos para inscribirse en la matrícula está la obligación de “Contratar, a la orden del organismo CUCICBA que tendrá a su cargo la matrícula, un seguro de caución o constituir la garantía real que establezca la reglamentación.”

El artículo 6 aclara este punto: “A fin de garantizar el derecho de los usuarios en caso de sufrir daños y perjuicios por la actividad de los corredores inmobiliarios, el Colegio Profesional que tenga a su cargo la matrícula debe determinar anualmente el monto del seguro de caución o de la garantía real que deben tener los corredores inmobiliarios.” Para el período 01-01-2009 al 31-12-09 el monto será de $ 15.000.

Tanto el seguro como la garantía real serán afectadas al pago de los daños y perjuicios que ocasione el mal desempeño de la actividad de corretaje inmobiliario del matriculado y las multas que se le apliquen en ocasión de la misma.

Esta cobertura no cubrirá el mal desempeño en la actividad que sera materia de la póliza de mala praxis como la póliza se errores y omisiones.

Póliza de Caución Profesional.

Una vez aprobada la solicitud de colegiación matricula por parte de la Comisión Normalizadora es necesario la emisión de una póliza de caución tal como se contempla en el articulo 5 de la ley 2340. Las pólizas deben ser emitidas bajo las siguientes características:

* Beneficiario: COLEGIO ÚNICO DE CORREDORES INMOBILIARIOS DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
* Domicilio: Bartolomé Mitre 784, quinto piso, Ciudad de Buenos Aires
* Monto a asegurar: $ 15.000 ( Pesos quince mil )

Objeto de la Garantía: Este seguro se encontrará afectado en caso de siniestro al pago de los daños y perjuicios que ocasione el tomador del seguro en el desempeño de la actividad de corretaje inmobiliario y eventualmente a las multas que se le apliquen por el Asegurado en ocasión de la misma, todo conforme a lo dispuesto por la ley 2340/2007 dictada por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Vigencia: Como mínimo la póliza deber tener una cobertura desde el 1 de enero del 2009 al 31 de diciembre del 2009, pero si al solicitante se le venció o se le vence su póliza de caución anterior, la que se efectuaba a favor de Inspección General de Justicia, antes del 31-12-2008, deberá solicitar que esta nueva póliza por $ 15.000 tenga una vigencia desde el 1-10-2008 al 31-12-2009

La Comisión Normalizadora de CUCICBA ha recibido ofrecimientos de las Compañía Aseguradoras que se enuncian a continuación, por orden alfabético, para efectuar el nuevo seguro de caución:

Quedando a opción del tomador la elección de la misma, ya que este listado no es limitativo y será considerada cualquier otra compañía de seguros, que brinde esta cobertura, que no estén intervenidas ni concursadas y que estén plenamente aprobadas y autorizadas por la Superintendencia de Seguros de la Nación para operar.


Fuente: Seguros 10 - Noticias y novedades sobre seguros en Argentina



Reblog this post [with Zemanta]

jueves, 29 de enero de 2009

Inversiones


OPCIONES DE INVERSIÓN:

1.

Invertir en proyectos desde el pozo: para su venta a corto plazo. Esta opción es muy rentable, ya que la inversión es siempre inferior al valor de la vivienda, pero su revalorización se produce sobre el precio total de la misma.
2.

Invertir para alquilar: Rentabilidad estable a largo plazo.

3.

Invertir en oportunidades: Si usted es un inversor paciente, siempre surgen situaciones que requieren una venta rápida, bien por mudanza, por realizar una compra, un gasto, dificultades financieras, etc.
4.

Invertir con cargas: Inmuebles con renta, pendientes de terminar la sucesión, etc. Esta opción le permite invertir a medio plazo con una alta rentabilidad.
5.

Invertir en propiedades amuebladas: Los departamentos tienen que ser ofrecidos con todos los servicios, además de estar en excelentes condiciones. El tipo de muebles y la ubicación son factores para tener en cuenta. En los últimos cuatro años el alquiler temporario de departamentos amueblados tuvo un crecimiento explosivo. La mayoría de los turistas lo tiene como una opción un tanto más barata que un hotel de categoría. La Ley de Alquileres Temporarios tiene como regla un máximo que llega a seis meses pero que puede ser renovado por otro tiempo igual. Los precios tienen un mínimo de alrededor de los 500 dólares por mes, dependiendo de las comodidades que tengan tanto el departamento como el edificio y la zona donde está ubicado. Cuanto mejor esté amueblado y cuantos más servicios ofrezca, será mejor cotizado, y los turistas demandan por lo general los departamentos más pequeños pero de mayor precio.




sábado, 24 de enero de 2009

A Donde Estudiar Para Martillero-Corredor- Tasador

Panoramic view of Mar del PlataImage via WikipediaLey 25.028

Tras incontables gestiones llevadas a cabo durante años a favor de su aprobación, con enorme alegría y profunda satisfacción, luego de intensos trabajos, se logró la sanción de la Ley 25.028 por la que se exige que para ser martillero y/o corredor es requisito "poseer título universitario expedido o revalidado en la República".

Alborozados entonces, hemos ingresado al Siglo XXI preparados culturalmente para brindar un servicio profesional acorde a los tiempos que corren.

En junio de 1995, la entonces Secretaría Académica de la Universidad de Buenos Aires, profesora Alicia Camilloni decía en el Consejo Superior de una de nuestra universidades nacionales que: ".nadie puede entender qué es el conocimiento científico si no piensa en la historia de las ciencias, así como nadie puede entender qué es su propia disciplina si no conoce cómo se ha construido a lo largo del tiempo". Compartimos el concepto, porque es la historia la que nos enfrenta con el pasado y nos ayuda a pensar mejor el futuro.

Nuestra profesión como todas las demás tiene su propia historia y nosotros, como el resto de los profesionales, pensamos poco en ella. Presos de lo cotidiano, nos adormecemos en la letanía del presente y nos cobijamos en él como si fuera eterno, y peor aún como si no hubiera tenido un antes, un ayer. En esta conjugación verbal, el futuro no se advierte en su dimensión, pareciera que lo que vendrá es obra de los demás; que es, o será el producto de una combinación aleatoria de circunstancias. En el plano personal esta actitud nos afecta individualmente, en el plano profesional afecta a las instituciones.

Nuestra actividad tuvo hitos, muchos de ellos inevitablemente ligados a las vicisitudes e interrelaciones de los contextos económicos, políticos y sociales. Sólo es posible comprenderla e interpretarla desde la expansión de estas relaciones y en el marco de la sociedad capitalista.

Hace 50 años el requisito de idoneidad se cumplimentaba con la presencia de dos testigos que certificaran la buena conducta del interesado en el ejercicio de la profesión. En el año 1952 se agregó la exigencia de un certificado de reincidencia, para pasar luego al ciclo completo de estudios primarios. Durante el transcurso del año 1978, los propios interesados entendimos indispensable el ciclo básico; pero la necesidad de capacitación nuevamente se impuso y se modificaron una vez más los requisitos estableciéndose la exigencia del título secundario completo y la aprobación de un examen ante los tribunales de alzada. Finalmente en el año 2000 y, con nuestros propios y legítimos esfuerzos, pudimos establecer un nuevo requerimiento: la exigencia del titulo universitario.

Como se ve, y en esto no somos originales, la profesión fue desplazando lentamente a la afición. El diletante, el empírico se transformó, o dejó paso al profesional pero antes le legó la herencia y la impronta de la experiencia, que para nosotros tiene un valor bien concreto. No queremos decir que quienes ejercieron esta profesión antes que nosotros lo hicieron de manera irracional o exclusivamente intuitiva; sin embargo si hoy les preguntamos cómo solucionaban los problemas que a diario se le presentaban, nos sorprenderemos al advertir una lógica de la que ni ellos mismos son concientes. Aquello que hicieron y los medios que utilizaron se basaron en el saber y éste para algunos filósofos, no termina ni en la ciencia, ni en el conocimiento y suele aparecerse frente a nosotros encarnado en competencias identificables.

Creemos que allí está la bisagra en nuestra historia profesional. nuestros VIEJOS MAESTROS -así con mayúsculas- nos enseñaron su saber práctico, pero la natural evolución y complejización de los contextos a los que arriba aludimos nos condujo a la especialización del saber y hoy estamos sumando a la profesión, martilleros y corredores formados en la universidad y profesionales de otras disciplinas cuya formación de base se produjo en la experiencia sostenida por la vocación.

Pero así como las profesiones, las palabras tienen su historia y en una analogía forzada podríamos decir que la historia de las palabras está en su etimología. Profesión deriva de profesar y encierra la idea de desinterés, no se profesa para buscar beneficios materiales sino en función de un bien común. Podríamos seguir largamente con esto y encontraríamos que los profesionales reciben sus honorarios, de aquí saltaríamos con facilidad al sostenimiento del honor y de allí a la ética. Pero no es el propósito de este artículo ningún otro que el de insistir en la necesidad de mirar hacia atrás para otear el horizonte de nuestra profesión con un registro previo.

Cuando nos referimos a las profesiones solemos aludir al "campo profesional" pero no todos los "campos" son iguales. Las profesiones tienen distintas jerarquías, negarlo es una tontería. Las hay con mayor reconocimiento social y con menor reconocimiento, tampoco es éste el espacio para analizar las causas de este estado de cosas, aún cuando resulta interesantísimo. Diremos únicamente -y no es poco- que en esto también el poder estar presente, y que la fuerza de ese poder determina de algún modo el prestigio. Pero quién sino las instituciones que nuclean a los profesionales, disponen de los elementos y la fuerza para expandir los límites del "campo". Está muy bien abrir "la tranquera" para dejar ingresar al vecino, especialmente si quiere ayudar a que hagamos mejor nuestro trabajo, pero esa actitud de apertura debe tener la seriedad y la mesura que exige nuestra responsabilidad con la propia historia.

Queremos precisar el mensaje: recorramos la historia y apropiémonos de ella porque allí está nuestra identidad, defendamos nuestros intereses pero fundamentalmente el bien común, ya que ambas cosas no son excluyentes sino complementarias, ampliemos el horizonte del futuro mirando en otros campos y abriendo el propio porque el intercambio generoso enriquece, y finalmente no dejemos de pensar críticamente, el tiempo que vivimos nos lo reclama.

En síntesis hoy podemos asegurar que los martilleros y corredores públicos aprendimos la lección de nuestros viejos maestros, pero a la vez, como indicamos, los tiempos y los acontecimientos nos acercaron al viejo proverbio árabe que manifiesta : "La sabiduría no se traspasa, se aprende" . Baste para ello mirar las seis universidades nacionales y las tres privadas que cuentan entre su oferta, la carrera de y para nuestra profesión.
Instituciones que dictan la Carrera Universitaria de Martillero-Corredor- Tasador:

* www.isel.edu.ar Instituto Superior de Estudios Lomas de Zamora

* formartilleros@speedy.com.ar Instituto Superior de Formación Técnica del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de La Plata con articulación Facultad de Derecho de la UNLP

* www.ucalp.edu.ar Universidad Católica de la Plata; Facultad de Derecho - Unidades académicas de La Plata y Bernal

* www.unimoron.edu.ar Universidad Nacional de Morón

* www.unlam.edu.ar Universidad de La Matanza

* www.cmcsi.com.ar Instituto Superior de Formación Técnica del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de San Isidro con articulación Universidad de San Martín

* www.ufasta.edu.ar Universidad de Mar del Plata

* www.cia.org.ar Cámara Inmobiliaria Argentina

* www.ucel.edu.ar Universidad del Centro Latinoamericano

* www.el-martillero.com.ar Colegio Montserrat (Córdoba)

Fuente: Colegio de Martilleros y Corredores Públicos
de la Provincia de Buenos Aires.




Reblog this post [with Zemanta]

viernes, 23 de enero de 2009

Mercado Inmobiliario 2009

BISAGRA
El mercado inmobiliario enfrenta un nuevo escenario
2008 terminó siendo definitivamente un año bisagra para la actividad inmobiliaria donde se quebró la tendencia de la evolución creciente y siempre positiva de los indicadores que miden su actividad. En 2009 prevalecerá la selectividad, con una evolución muy diferenciada por segmentos de mercado.



Más allá de la trillada frase que asimila Crisis a oportunidad, derivada del ideograma chino con el cual se identifica por igual a ambas vicisitudes, lo cierto es que una crisis es una situación que impera por un lapso de tiempo dentro del cual se produce un cambio o una ruptura con respecto a lo que venía sucediendo anteriormente. Las reglas y modos de actuar que habían logrado alguna regularidad y dotaban de cierta sensación de estabilidad a las relaciones sociales, económicas o incluso interpersonales, ven amenazada su validez dentro del nuevo contexto y al poco tiempo muchas de esas prácticas anteriores quedan perimidas frente al nuevo escenario.

2008 fue el año en el que estalló en el mundo la crisis. Las esquirlas de la explosión a modo de consecuencias económicas, sociales y políticas repercutirán -y no sólo- en el 2009. Como y cual será su magnitud no puede aún precisarse, pero lo que sí está claro es que el mundo crecerá menos - o nada - y será mucho más austero y desconfiado.

Frente a este nuevo escenario mundial, en la Argentina también se deberá hacer frente a un nuevo período de desaceleración económica, dentro del cual en mayor o menor grado todas las actividades se verán afectadas y deberán replantear sus estrategias de negocios e inversión a la luz de una nueva realidad que se avecina.

El 2008 fue el año en que una buena parte de las verdades irrefutables como la teoría del desacople quedaron en el camino. La actual crisis está evidenciando que el mundo aún se resfría frente al estornudo de USA. La economía argentina lamentablemente también lo padecerá, todavía no está claro a cuanto ascenderá la fiebre, aunque la terapéutica parece pasar, aún con los avances de la ciencia, por los paños fríos que atienden al síntoma y no al fortalecimiento de la salud a lograr para el largo plazo. En este contexto, pensar que el mercado inmobiliario resultará indemne es también apuntar a resolver circunstancialmente la enfermedad ocultándola o bien solo administrando un placebo. La economía definitivamente cambió, se desacelera y es probable que entre en recesión, por lo que habrá menos dinero y por ende habrá menor nivel de actividad inmobiliaria. Pero también resulta ilusorio pensar que la oferta a menos que esté en el quirófano o en terapia intensiva convalide que su salvación pase por rematar a costa de precio su capital colocado en inmuebles. En el medio, el ajuste se sentirá en el sector de la comercialización, con menor oferta, de menor calidad y una demanda más difícil y especuladora.

Por suerte y por desgracia, convicción y necesidad están instaladas en el mercado inmobiliario Argentino. La convicción de seguridad a largo plazo para el inversor minorista y la necesidad ante la falta de soluciones adecuadas de vivienda y logística son dos realidades que conviven afianzadas dentro del perfil del mercado local de propiedades. A la primera, a la convicción, a partir de octubre le apareció un duro competidor, el dólar billete. La necesidad, mientras tanto, seguirá latente esperando créditos reales, seguridad y seriedad en las reglas de juego que permitan proyectar -no sin riesgo- pero sí de manera transparente en el largo plazo y mientras esto no se dé el mercado inmobiliario argentino no podrá despegar definitivamente.

domingo, 18 de enero de 2009

Ley Colegial 10.973

== Sumario == La Plata Cathedral == Licensing ...Image via WikipediaEL PROYECTO DE REFORMA DE NUESTRA LEY COLEGIAL 10.973 OBTUVO MEDIA SANCION EN LA H. CAMARA DE DIPUTADOS.


El día martes 23 de Diciembre del corriente año, tuvo tratamiento parlamentario el Proyecto de reforma de la Ley 10.973, obteniendo por ello en forma unánime media sanción por parte de la H. Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. Por tal motivo ha sido remitida a la H. Cámara de Senadores para ser tratada en el año entrante.

La mencionada reforma adapta nuestra Ley ritual a las nuevas exigencias del mercado inmobiliario y el servicio a la justicia.

Por lo expuesto, nos hemos trazado como una de las premisas para el próximo año, la obtención de la definitiva sanción de nuestra ley colegial en el Senado.-



La Plata, 30 de Diciembre de 2008.-

Fuente: Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de BA


Reblog this post [with Zemanta]

sábado, 17 de enero de 2009

Seguridad En Los Medios Informáticos.


Leyes Nacionales Nº 25.326 y Nº 26.388

El fin de este artículo es informar al Sr. Colegiado sobre algunos de los requerimientos de Seguridad Informática que exigen las Leyes Nacionales Nº 25.326 y la Nº 26.388 sobre delitos informáticos; y sus normativas respectivas.
Como sabemos manipulamos diariamente datos personales y confidenciales de nuestros clientes.
El responsable y las personas que intervengan en cualquier fase del tratamiento de datos personales están obligados al secreto profesional respecto de los mismos.
Podemos agregar como dato de interés que la no implementación de las leyes arriba menciona¬das lo calificará como infractor, siendo pasible de multas.
Para saber más puede consultar

Ley Nº 25.326

Ley Nº 26.388
Related Posts with Thumbnails