jueves, 5 de marzo de 2009

Comisiones Inmobiliarias

Buenos Aires 1920Image via Wikipedia

Las comisiones son un ítem que no pueden dejarse de lado a la hora de calcular el valor de una operación de compra, venta o alquiler de una vivienda, ya que en la actualidad significan un considerable porcentaje del total de la transacción. Sin embargo, desde la salida de la convertibilidad, la falta de créditos hipotecarios y los altos precios de las propiedades han generado que los agentes inmobiliarios sean mucho más flexibles en sus honorarios que durante la década del 90, cuando hubo que fijar topes oficialmente.

Para no equivocarse y pagar de más, lo primero que debe hacer el interesado es encontrar una inmobiliaria de conocida trayectoria en la zona donde se desee realizar la operación, ya que serán las mejores para dar una tasación de la propiedad más acorde con la realidad del mercado. Inmediatamente, transmitir lo que se pretende y pautar la comisión de antemano. Y es aquí donde hay que sentarse a negociar de acuerdo a los intereses y necesidades que se tengan. Una información importante que hay que saber antes de conversar es que, aunque la ley 24.441 del Código Civil establece en el artículo 77 un porcentaje menor, lo habitual es que se pague de comisión un 3 por ciento y hasta un 4 por ciento más IVA sobre ese porcentaje.
Si se busca la propiedad deseada por avisos clasificados y se da con el indicado que está en manos de una inmobiliaria, lo más probable es que la comisión requerida sea del 4 % del valor de la vivienda. Las herramientas que se tienen para bajar al menos un punto ese porcentaje que en estos casos es lo máximo deducible- es ofrecer la venta de la casa propia o ofrecer una operación inmediata por tener todo el dinero “en la mano”. Si se opta por la primera opción, hay que intentar que sólo le cobre comisión al comprador o que para uno no represente más del 1.5 %.
Cuando se quiere buscar una inmobiliaria para que nos ayude en la compra de una vivienda y no hay venta de por medio, lo mejor es pautar un porcentaje intermedio, como del 2 o 2.5 % del valor de la propiedad, ya que se le está asegurando a esa inmobiliaria una operación que no tendrá seguro si no acepta.
Si sólo se quiere vender, la capacidad de negociación depende más de la personalidad del cliente, del valor de la propiedad y de la demanda que tenga en el mercado, ya que por lo general se cobra al vendedor entre un 1.5 y un 3 % y al comprador entre un 3 y un 4 por ciento. En el caso de los alquileres de viviendas, las comisiones varían dependiendo de la inmobiliaria y de cuán solicitado sea el departamento o casa que se desee alquilar. Lo habitual es que se cobre el equivalente a dos meses de alquiler. Algunas inmobiliarias cobran entre un 5 y un 6 % del valor del contrato.
Fuente: clasificados.infobae.com


Reblog this post [with Zemanta]

2 comentarios:

Tempus dijo...

Mas alla de ley...¿Que cosa, que acto hace que las inmobiliarias ganen un 4%? Que motiva al COMPRADOR a pagar eso? en concepto de que? cual es la tarea que hace la inmo para ganarlo?......ES UN ROBO Y DEBE SER ELIMINADO DEL SISTEMA

PJCOMUNA9 dijo...

Hola Tempus se gasta mucho para vender una casa, gastamos en publicidad (carteles, publicaciones en diarios e internet), personal que va a mostrar la casa, pagamos impuestos como todo ser humano y ademas hacemos el contrato, nos encargamos de buscar escribanos decentes y hacemos todo para que el vendedor no tenga problemas a futuro.
Ademas ese 4% si te pones a pensar se lo descontamos al que vende no al que compra, por que si le vendes tu casa al dueño ese 4% te lo cobraria igual.

Related Posts with Thumbnails
 
Elegant de BlogMundi