lunes, 21 de febrero de 2011

Inflación y el sector inmobiliario

Decisiones frente a la inflación
La amenaza por la llegada del huracán por Australia después de las inundaciones, la tremenda nevada que afecta a gran parte de Estados Unidos, sumado a la violenta crisis institucional y política en Egipto son parte de una realidad que se ha reflejado en imágenes en estos días críticos. Así está la gran aldea, amenazada por los fenómenos naturales y los profundos problemas políticos que irrumpen como un volcán en erupción desde lo profundo de las entrañas, donde ahora el caos manda.
Aquí, mientras tanto, comenzó la batalla por las candidaturas y es apenas febrero. Un dato a favor es que poco a poco las autoridades admiten cierta preocupación (que está a la vista en la vida de los argentinos) por la inflación. Hasta aquí se prefirió eludir el tema, pero a medida que transcurren los meses resulta más complejo ocultar una problemática que, por otra parte, no es nueva en la Argentina.

Parece entonces que no queda mucho margen para postergar decisiones, menos aún cuando marzo se aproxima y que, como siempre, marcará un alza en muchos rubros. Se sabe que esta época es siempre un punto de partida y el comienzo definitivo del año en cuanto a la actividad se refiere. Incluso la discusión por el alza salarial está en la mesa de debate.

¿Qué se escucha estos días en relación con el sector inmobiliario? Relacionado con la inflación, la pregunta más frecuente que plantea la gente es qué sucederá con los precios. Seguramente habrá un acompañamiento en este sentido en los valores, pero es necesario manejar estas modificaciones con mucha cautela, porque podría generarse una suba especulativa decididamente perjudicial para el sector.
Y si de financiación se trata, por ahora los créditos genuinos no existen como tales para el acceso a la vivienda, pero algunas empresas (una en particular salió a difundir su propuesta) están buscando a través de iniciativas privadas pagos en cuotas y en determinados períodos para acercar algunas soluciones.
Un año electoral puede generar sorpresas o situaciones que no son previsibles. Una buena decisión para el que tiene el dinero en la mano y piensa comprar es que concrete su proyecto, ya sea sólo por inversión o simplemente para residir. La oferta se multiplica y esa diversidad también en el destino de los proyectos amplía la demanda potencial.

Es tiempo de análisis.

Fuente: Sábado 5 de febrero La Nacion
Por Adriana B. Anzillotti
De la Redacción de La Nación

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails