jueves, 27 de octubre de 2011

Economía orientada al Real Estate

En los últimos cinco años, el mercado de Real Estate argentino experimentó un exponencial crecimiento como alternativa de inversión en contraposición a las tradicionales opciones financieras. Gran parte del segmento ABC 1 decidió invertir su capital en activos inmobiliarios apelando a la seguridad que estos tienen como resguardo de valor a corto, mediano y largo plazo, especialmente en determinadas zonas de la ciudad de Buenos Aires que están en pleno crecimiento y expansión.
Por las tendencias que se vienen observando, este 2011 no parece ser la excepción, puesto que se denota una consolidación en el incremento de la demanda inmobiliaria que se viene vislumbrando desde Agosto de 2009, principalmente en las unidades de 2 y 3 ambientes.
Ahora bien, para poder capitalizar esta oportunidad que se presenta en el mercado argentino es necesario conocer cómo funciona la mente del inversor y el por qué de esta tendencia que se expande desde barrios ya posicionados como Palermo y Belgrano a sus localidades cercanas.
Un punto importante a tener en cuenta es que el inversor en Real Estate busca tres cuestiones elementales al momento de destinar su capital a la compra de un inmueble: En primer término cuál será su retorno (el cual estará representado por una tasa de acuerdo al momento en que ejecutó la operación), en segundo lugar por una previsibilidad (cuál es el tiempo de obra, cuáles son las posibilidades de venta, a qué target se está apuntando, y conocer la trayectoria de la firma) y por último una apreciación de su capital en un período determinado.

Esperar o Invertir:

Hoy día, los ciclos son cortos y sólo los que están activos logran obtener una buena tasa de rentabilidad. Es por ello que el rol del Broker Inmobiliario se ha vuelto clave al momento de asesorar y convalidar una operación, tal como lo hace el agente financiero de una sociedad de bolsa.
En cuanto al método de inversión las dos opciones más comunes suelen ser por medio de fideicomisos y otras alternativas que surgen “desde el pozo”. Últimamente, para los compradores están surgiendo opciones de financiación, las cuales son directamente creadas por el desarrollador a tasas competitivas y plazos razonables para que la cuota sea posible de pagar.
En síntesis, frente a un escenario en el que la calidad y la excelencia de los servicios constituirán un valor clave que los clientes exigirán a la hora de la compra de un lote o de un inmueble, una vez más el Real Estate se erige como un sólido ganador entre los portfolios más conservadores, en busca de una renta segura o una futura apreciación del activo.

Por Leandro Korn, Director de Nuevos Emprendimientos
de Korn Propiedades

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails