miércoles, 29 de febrero de 2012

Los controles sobre el dólar frenaron la venta de inmuebles.


Con un mes de retraso, los nuevos controles cambiarios se hicieron sentir en el mercado inmobiliario. De acuerdo con el relevamiento que hace el Colegio de Escribanos porteño, en diciembre del año pasado las ventas de propiedades en la Capital Federal tuvieron una baja del 10,4% en relación con el mismo mes de 2010, en lo que constituye la caída interanual pronunciada en más de dos años.
En el mercado inmobiliario no dudaron en explicar la caída en las ventas a partir de los nuevos controles cambiarios que entraron en vigor el 1° de noviembre de 2011. En este sentido, los operadores del rubro señalaron que en el primer mes de vigencia no se había sentido un impacto en la demanda -de hecho, el número de escrituraciones tuvo en noviembre de 2011 un alza interanual del 1,3%- debido a que las operaciones ya estaban en marcha y los compradores que firman la escritura durante esos días, en la inmensa mayoría de los casos, ya contaba con los dólares en la mano.
Según los datos del Colegio de Escribanos, en diciembre se concretaron 6320 ventas de inmuebles en la Capital Federal por $ 2898,7 millones, en lo que constituye una suba en pesos del 5,3%, aunque la caída en el número de escrituras superó el 10%. En tanto, el año cerró con un alza del 2,8% en el número de operaciones.
Los escribanos porteños no dudaron en definir los resultados de diciembre como "un punto de quiebre del movimiento expansivo" que el sector evidenciaba desde mayo pasado, después de registrar una leve baja (del orden de 1,3%) en abril. De hecho, para encontrar una caída más pronunciada que la de diciembre pasado hay que retrotraerse hasta octubre de 2009, cuando la demanda tuvo un descenso del 24% en plena crisis financiera internacional.
La última baja, sin embargo, no se puede atribuir a factores externos y los propios escribanos destacaron que la retracción de la demanda se debía a los controles oficiales para contener la fuga de divisas. "Al parecer, el nuevo régimen de control de cambios que en forma conjunta pusieron en práctica la Administración Federal de Ingresos Públicos, con la convalidación previa de la de compra de dólares o euros por parte de los ahorristas e inversores, y del Banco Central de la República Argentina, al establecer nuevas normas a los bancos, alteró la fluidez con la que se movía el mercado inmobiliario", apuntó el informe del Colegio de Escribanos.
En la misma línea, en el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la ciudad de Buenos Aires (Cucicba) coincidieron en destacar que el panorama "se complicó" a partir de la entrada en vigor de los nuevos controles para la compra de dólares. "Siempre que hay elecciones presidenciales se nota cierta retracción del mercado, pero esta vez, cuando la demanda se empezaba a recuperar después de los comicios de octubre, se anunciaron los nuevos controles cambiarios y el mercado se complicó", reconoció Hugo Mennella, presidente de Cucicba.
En el sector esperan que a partir de marzo se registrara cierta reactivación de las ventas, aunque tampoco son demasiado optimistas.
"Enero y febrero son tradicionalmente meses más tranquilos, con lo que todas las esperanzas ahora están puestas en lo que pueda suceder en el mercado a partir de marzo y abril. Igualmente, las perspectivas no son tan favorables si se tienen en cuenta no sólo los nuevos controles cambiarios sino también la obligación que rige a partir de enero de que las inmobiliarias informen a la UIF [Unidad de Información Financiera] sobre las operaciones mayores a 140.000 dólares", explicó José Rozados, director de la consultora Reporte Inmobiliario.

PRECIOS SIN CAMBIOS

El dato más positivo para los operadores inmobiliarios es que, a pesar de la baja en las ventas, los precios continúan estables. De hecho, según un relevamiento realizado por el Instituto de Economía de la UADE, en noviembre, en algunos barrios porteños como Recoleta o Núñez hubo bajas de hasta 1% en las propiedades a estrenar frente a la medición de agosto, aunque estas caídas fueron compensadas por las subas en otros zonas de la ciudad, como Palermo o Belgrano.

Fuente: Por Alfredo Sainz, LA NACION, 29 de febrero de 2012


0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails