jueves, 12 de julio de 2012

Nuevo Dólar Para Operaciones Inmobiliarias?

Cuando comenzó el cepo cambiario en el pasado mes de noviembre, todos pensábamos que la medida terminaría a las pocas semanas, aunque en aquel momento la explicación que se dio tenía que ver más con un blanqueo de capitales en las transacciones del sector que otra cosa, pero después vino el último endurecimiento, el cual fue un golpe completamente repentino, pero cómo casi todas las medidas que se toman en la actualidad nadie tuvo tiempo de resguardarse, ni mucho menos nos dieron una alternativa para que el golpe fuera menos fuerte.
En la actualidad hay muchas inmobiliarias consultadas que declaran que los teléfonos no suenan, agregando a la caótica situación que no cierran un negocio desde hace semanas, por lo que la molestia y la inquietud continua, ya que caminar entre la niebla, lo único que produce es incertidumbre y bajo ningún termino ese sentimiento puede constituir en algo positivo para el sector.
Consultando algunos expertos del sector preguntábamos si era factible una pesifiación del mercado inmobiliario, pero la respuesta siempre es la misma, y es que de llevar a cabo un proceso de conversión sería factible, pero con una medida autoritaria y paulatina lo único que se ha generado es un daño enorme para el sector, poniéndolo en una situación de completa incertidumbre, teniendo además en mente que es imposible vender algo sí no sabemos cuánto vale.
Con la crisis del dólar aparecieron índices de moneda extranjera de todo tipo, pero mucho antes de pensar a que se restablezca la libertad cambiaría bien podríamos afirmar la perpetuidad de esta fuerte restricción, por lo que cómo no hay nadie que busque soluciones para el sector tendrá que ser el mismo inmobiliario quien tenga que tomar los recaudos con las nuevas normas del juego, en donde la inflación impide poner un valor en pesos, así como también en donde la moneda americana es tan escasa como las transacciones hoy en día.
En Chile se instauró un índice de valor que puede llegar a funcionar como funciona en la Argentina el dólar, en el cual se expresan los valores de las propiedades, siendo el mismo un proporcional del valor del peso chileno acorde a la inflación y a la valoración de la moneda, por lo que la solución puede no ser necesariamente una moneda extranjera, sino un bono representativo como el que han instaurado en el país vecino.
Por el momento el sector incrementa la crisis con la paralización rotunda de las operaciones, pero no hay ninguna perpetuidad en el clima actual, ya que de apelar a la creatividad y poniendo puntos en común bien se podría salir de los problemas si alguien del gobierno se tomara el tiempo de escuchar a los representantes del sector.

Daniel Graffigna E.
Fuente: Indiceprop.com 6 de Julio de 2012

Dólar y Operaciones Inmobiliarias

Dólar y operaciones inmobiliarias
La circular “A” 5318 del Banco central y las declaraciones de su presidenta no hicieron mas que blanquear que no hay dólares a valor del precio oficial para atesoramiento y transacciones inmobiliarias en la Argentina, presionando hacia la pesificación del mercado inmobiliario. Lejos, así por ende de una flexibilización del cepo al dólar, el sector deberá encontrar sus propios mecanismos de ajuste y reacondicionamiento a la nueva situación.
Toda duda que podría existir, a partir de la negación intencionada o bien como fruto de la credulidad, quedó absolutamente despejada días atrás: nadie en la República Argentina puede acceder al mercado oficial de cambios salvo para operaciones de comercio exterior o de turismo. La circular A5318 del Banco Central de la República Argentina emitida el 5 de julio del 2012 ratificó lo que de hecho ya existía sin reconocérselo desde el 31 de octubre del año pasado cuando se impuso la autorización obligatoria previa de la AFIP para acceder a la compra de moneda extranjera.

VER CIRCULAR A5318 DEL BCRA

Fue, por otra parte la presidenta del BCRA, quien cerró las puertas definitivamente a cualquier tipo de excepción a la que podría aspirarse desde el sector inmobiliario al afirmar rotundamente que “la compra-venta de inmuebles usados no agrega valor. Es un intercambio de activos que ya existen”, en una entrevista en el diario Tiempo Argentino.
sí las cosas, queda claro que la venta de un galpón desocupado o de un departamento, que se recicla, se mejora, se ocupa cuando antes estaba vacío, se vuelca al alquiler, genera una actividad en la zona, empleo para arquitectos, escribanos, corredores inmobiliarios, obreros de la construcción, necesidad de compra de pintura, pinceles, cemento, cerámicas, etc., no es considerado como algo que genera valor económico, actividad o empleo para la responsable de la máxima autoridad monetaria del país.
Por lo tanto, y más allá de las observaciones que objetivamente podrían hacerse a estas afirmaciones de la titular del Central, resulta evidente que se ha tomado una decisión de política cambiaria cuyas consecuencias no pasan inadvertidas para el mercado inmobiliario y que presiona hacia la utilización de pesos como medio de pago en el intercambio inmobiliario.
Así, el cepo cambiario, puso en crisis el concepto de resguardo de valor a ultranza que prevaleció durante los últimos nueve años en el mercado y que incluso fuera valorado en forma manifiesta por la presidenta de la Nación en la ultima Convención de la Cámara Argentina de la Construcción, en noviembre de 2011, donde afirmó que "la construcción va a ser un muy buen lugar para poner los pesos o los dólares, porque eso no lo vuela el tiempo ni varía por lo que dice un dirigente u otro. Los ladrillos siempre están y son una de las inversiones más seguras”. Ver nota “59 Convención de la CAC”
Dentro de la desorientación que impera hoy en el mercado a partir de las restricciones cambiarías considerar que al momento de la venta un inmueble es un activo dolarizado no puede asegurarse y por ende tampoco su función de resguardo de valor en esa moneda.
Este nuevo contexto impone forzado por la nueva política cambiaria, que quien decida o necesite vender un inmueble deba aceptar su pesificación y/o corrección de precio en virtud de la brecha entre el dólar oficial y el marginal o en su defecto dilatar su realización en el mercado.


Fuente: ReporteInmobiliario.com, 2003-2012, martes 10 de julio de 2012



Créditos Hipotecarios Banco Ciudad

Banco Ciudad
Opciones para financiar la vivienda
Para ofrecer las líneas actuales, la entidad cuenta con los depósitos judiciales. Si los pierde replanteará el negocio para seguir con su iniciativa
l Banco Ciudad cuenta con 90 sucursales de las cuales 12 están en el Gran Buenos Aires y una en La Plata. En total son 90 entre sucursales y anexos; es el tercer banco público del país. En los últimos 4 años (julio 2008-junio 2009) la entidad otorgó 17.943 préstamos hipotecarios (soluciones habitacionales) por 3320 millones de pesos. El stock de hoy alcanza los 29.837 préstamos hipotecarios por 3935 millones de pesos.
En estos años, la entidad ha dado un gran salto en materia de créditos hipotecarios para que al menos una parte de la demanda que ansiaba contar con el techo propio accedió a algunas de las líneas que ofrece la entidad actualmente.
Además es importante mencionar este logro en un contexto económico complejo donde resulta muy difícil achicar la brecha entre el salario y el valor de un inmueble. Para ofrecer estos créditos cuentan en gran medida con el fondo de los depósitos judiciales, que a partir de una ley en la que trabaja el Gobierno, el Banco Ciudad se quedaría sin esos fondos. "Aun así día estamos dispuestos a ofrecer las líneas con las que trabajamos para que todo aquel que necesite y se acerque a la propuesta nuestra pueda lograrlo. Es cierto que significará un achicamiento del mercado hipotecario, pero mantendremos nuestra posición hasta el momento que se promulgue la ley. Creamos estos créditos para una demanda que ansía tener su casa y lo logramos con éxito en estos años. Lo hicimos pensando en la gente."
Así, a tasa variable o fija y accesibles, entre las opciones actuales figuran, por ejemplo, el crédito escalonado, uno de los más novedosos -cuenta el directivo- con muy buena respuesta de la gente.
Además figura entre las propuestas, por ejemplo, la línea Primera Casa, a la que se accede a través de una postulación y posterior selección del beneficiario en el Instituto de la Vivienda de la Ciudad, que permite financiar el 85% de las propiedades de hasta 70.000 dólares (sin hijos) o 95.000 dólares (con hijos) a 4,40 al cambio oficial del IVC, lo que resulta un total de 308.000 o 418.000 pesos, respectivamente. El plazo es entre 15/20 años y la relación cuota-ingreso es del 40% de ingresos netos, con una tasa de interés fija.

Otra línea es el Ciudad Social tanto para refacción o adquisición, al que se accede mediante la conformación de un grupo solidario de ahorro previo de entre 3 y 10 personas para la adquisición de una vivienda, de un terreno más una vivienda o la refacción. Se financia hasta el 80% de la adquisición de la vivienda con un monto de hasta 150.000 pesos. Financia para refacción el 100% de la obra hasta un monto de 64.000 pesos o menos del 50% del valor de la vivienda. Se presta en un plazo de 12 y a 15 años únicamente para adquisición; para refacción, entre 5 y 12 años.
La otra línea, Ciudad Vivienda Zona Sur, es muy interesante porque se ofrece crédito para vivienda única familiar que se encuentre radicada en la zona sur de la ciudad y por un monto de hasta 350.000 pesos. Se aplica una tasa variable hasta 20 años, tasa combinada (fija más variable) de 10, 15 o 20 años. La relación cuota ingreso es del 40 por ciento.
A modo de síntesis, Curutchet agrega: "En el caso de no contar más con esos depósitos judiciales, en el futuro habrá que plantear una reconversión del negocio, pero lo que queremos transmitirle a la gente es que seguiremos ofreciendo las líneas actuales hasta el último momento en que contemos con ese fondo. Aunque el hecho de no poder contar con ese dinero cambiará la operatoria del IVC".
A la fecha
En los últimos 4 años la entidad otorgó 17.943 préstamos hipotecarios por 3320 millones de pesos. El stock hoy alcanza los 29.837 préstamos hipotecarios por 3935 millones de pesos.
Fuente:La Nación Sábado 07 de julio de 2012, publicado en edición impresa

martes, 10 de julio de 2012

Preocupación Por La Fuerte Caída De La Actividad

Entrevista realizada por Indiceprop al Sr. Armando Pepe Titular de SOM



Fuente: Indiceprop.com

El reino de la incertidumbre
Los titulares de tres entidades vinculadas con el sector inmobiliario transmitieron su preocupación por la fuerte caída de la actividad. Aquí, una síntesis del encuentro
- ¿En qué situación se encuentra hoy el mercado?
Hugo Mennella, presidente de Cucicba: -El momento que atravesamos no tiene mucho asidero. El Gobierno tomó medidas que llevaron a esta situación incierta, en la que la gente perdió la confianza y no sabe qué hacer. Desde que empezó el cepo cambiarioel mercado inmobiliario se fue deteriorando paulatinamente, porque se cambiaron hábitos derivados de una necesidad, como es el ahorro en dólares estipulado desde hace 40 o 50 años, y también la compra-venta de propiedades en dólares. De ahí que el mercado se haya resentido enseguida. Se pretende que la gente ahorre en pesos -es decir, en la moneda del país-, y es lógico. Pero para que esto sea viable tienen que converger muchas situaciones, como una moneda estable, seguridad jurídica, economía sustentable, reglas de juego que no cambien de un día para el otro. Todo esto crea un clima de confusión y cuando la gente no tiene un horizonte claro toma sus recaudos. ¿Qué hace? No innova, no toma decisiones; eso es lo que está sucediendo.
"También hay que agregar que el contexto económico es complicado; es decir, no es un tema específico de los operadores inmobiliarios que vendemos más o menos, sino que es un problema de la economía en general que perjudica a toda la sociedad. Y nosotros no estamos fuera de ese contexto. Creo que mientras no haya un cambio sustancial para descomprimir esta situación, el mercado no mejorará.
"Advierto, además, una gran desocupación en todo lo vinculado con la industria inmobiliaria. Nosotros somos el último eslabón de una cadena: si no vendemos, los escribanos no escrituran, los desarrolladores no comienzan con sus proyectos, los constructores no avanzan con sus obras, los obreros no trabajan, los proveedores no tienen a quién ofrecer los materiales? Entonces se produce un quiebre en toda la industria que derivará en un plazo no demasiado extenso en desocupación. Y ése es un problema que las autoridades no pueden olvidar."

Armando Pepe, titular del SOM: -En noviembre escuché el discurso de la Presidenta en la Cámara Argentina de la Construcción. Aconsejaba entonces a los ciudadanos que invirtieran sus pesos o dólares en ladrillos porque no se volatilizaban. Entre los presentes estaba Gerardo Martínez, de la Uocra, a quien la Presidenta le preguntó cuántos afiliados tenía el sindicato. Martínez dijo que 500.000, 430.000 más que en 2003. El sábado último se conoció que la Uocra tiene hoy 425.000 afiliados; entonces, en siete meses 75.000 obreros se quedaron sin trabajo. Yo creo que muchos más se quedarán en la calle en los próximos 10 meses. Habrá trabajo hasta que se terminen todas las obras que hoy están en marcha, pero no se comenzarán obras nuevas. Nosotros, además de pertenecer a la industria inmobiliaria, somos ciudadanos. Y nos preocupa la desocupación. En todo el país estimamos entre 140.000 y 150.000 empleados directos de la actividad inmobiliaria. Si muchas inmobiliarias cierran sus puertas o despiden personal es porque no pueden seguir con esta situación que el Gobierno creó el 1° de noviembre.
"Además del tema inmobiliario está el tema comercial. Lo vemos en la ciudad: cada vez hay más locales vacíos o cerrados. La semana última hicimos un relevamiento en la avenida Santa Fe desde plaza Italia hasta plaza San Martín y encontramos 19 locales con carteles; en Florida, en una cuadra, hay 9 locales vacíos. Esto significa que la problemática va más allá de lo estrictamente inmobiliario. Algunos consideran que los valores de los alquileres están altos. Sin embargo, ese tampoco es el problema. Lo que ocurre es que el consumo cayó estrepitosamente y eso lleva a que cierren los locales. De modo que el problema es más profundo: si no se baja la inflación y no se toman decisiones acertadas en materia económica, el sector de la construcción paralizará su actividad en poco tiempo."

Néstor Walenten, presidente de la CIA: -Algunos dicen que esta crisis es mundial y que repercute en el país. Yo creo que no es así. Esto es totalmente fatto in casa . Hay que convenir que a los pocos días de haber ganado con el 54% de los votos aplicaron este corralito cambiario que fue producto de una fuga de capitales del orden de los 200 millones de dólares en una semana. Pero ese corralito generó a hoy una fuga mucho mayor, dinero que salió del mercado financiero. O sea, de un fueguito hicieron una fogata.
"Lo que pedimos a las autoridades nacionales son mensajes claros, previsibles, seguros, que den confianza. Así se podría volcar parte de ese dinero al consumo y dinamizar el mercado inmobiliario; con que sólo vuelva un 10 por ciento, el mercado se reactiva instantáneamente. Y esta caída se refleja en los permisos de obra: en los primeros seis meses, en la ciudad de Buenos Aires cayeron un 68% respecto de 2011. Esto sucede porque entre los desarrolladores reina la incertidumbre."

-¿Qué pasará con las unidades usadas?
A. Pepe: -Todo lo que está en el pozo y lo que se está construyendo se vende en pesos ajustado por el índice de la Cámara Argentina de la Construcción. Lo que está terminado se vende en dólares, si no la mayoría de los propietarios dice No vendo, lo ofrezco en alquiler . Tenemos en la oficina cerca de 170 propiedades a la venta. Llamamos a todos para saber si alguien aceptaba pesos. De todos, uno solo dijo que aceptaría el 30% en pesos y el resto en dólares.
H. Mennella: -El tema es que los vendedores quieren dólares porque no saben qué hacer con los pesos. Supongamos que alguien tiene una propiedad valuada en 100.000 dólares y la vende entre 450.000 y 500.000 pesos. ¿Qué hace con esos pesos? No los puede guardar porque sabe que dentro de un año perderá cerca del 25% de ese valor, y tampoco tiene muchas opciones de inversión para resguardar ese dinero.
A. Pepe: -¿Qué puede ocurrir? Mientras los vendedores se mantengan firmes en su decisión de quitarlos de la venta, seguirá todo igual. Tal vez alguien que necesite los pesos puede vender. El resto, no lo hace.
N. Walenten: -Pero esos casos no son el mercado. Hoy no hay necesidad de vender porque no hay endeudamiento en créditos hipotecarios.

-¿Cuál es el panorama a futuro?
N. Walenten: -Es necesario un mensaje claro, confiable, previsible, de modo que la gente pueda recuperar la confianza y volcar parte del dinero que retiró del sistema financiero al mercado inmobiliario. Creo que la gente definitivamente entendió que las propiedades son el mejor resguardo de valor.

H. Mennella: -La verdad es que hay una preocupación concreta en el sector respecto de las consecuencias que puede tener esta situación tanto en lo que se refiere al desempleo como a la caída de la actividad.

A.Pepe: -Desde las entidades pedimos que alguna autoridad nos reciba para que podamos llevarles las inquietudes de nuestro sector, y luego de hacer un análisis encontrar soluciones en conjunto para salir de esta situación.

-¿Puede haber sobreoferta de alquileres?
A. Pepe: -Sí, hay mucha oferta de alquileres; y si la gente sale a buscar encuentra diversidad de opciones. Hace dos años, por ejemplo, la gente del interior que mandaba a sus hijos a estudiar a Buenos Aires le alquilaba un tres ambientes porque le quedaba un dormitorio libre para cuando los padres venían a Capital. Ahora entre dos familias mandan a dos chicos a un dos ambientes, porque están muy cautos. Por otra parte, como el turismo extranjero cayó muchísimo, parte de los departamentos que estaban equipados para alquiler temporal se volcaron al mercado locativo. A eso se suma un 30% de las unidades que se terminan que se vuelcan a alquiler. Hoy, la gente no pregunta cuánto cuesta el alquiler, sino cuánto paga de expensas.

Fuente: Por Adriana Anzillotti y Diego Cuneo | LA NACION Sábado 7 de Julio 2012

martes, 3 de julio de 2012

El ladrillo, Imbatible Aún En La Adversidad


Solo martillerosCon cuentagotas, alguna leve flexibilización se enuncia con relación al ahorro. Algo parecido sucedió para la compra de inmuebles. ¿Se concretarán? Por ahora son sólo promesas como otras que despiertan interés en aquellos que se ilusionan con los créditos que ofrecerá para construir (ahora sólo por sorteo) a quienes no tienen casa propia. Millones de expectativas estallaron en horas, ¿pero cuántos podrán acceder verdaderamente a esos créditos? Hubo experiencias anteriores que no llegaron a ningún puerto. ¿Qué sucederá ahora? En estos días circuló reiteradas veces en boca de hombres de negocios la palabra oportunidad frente a la crisis. Quizás habría que sustituirla por defensa de los ahorros en un ámbito donde reina la desconfianza. Ahorros que pueden ser individuales, de entidades o empresas. Pese a todo hay que decirlo: el ladrillo es imbatible. Por alguna razón, una prestigiosa entidad hace unos días confirmó un acuerdo para la compra del edificio Puerto León por algo menos de 40 millones de dólares en el dique 4 de Puerto Madero. La inversión que dejará una renta es un gran respaldo. La economía -según lo confirman especialistas en el tema- ha entrado en un proceso recesivo, con inflación. Todo muy preocupante.
Frente a esta realidad es natural que la gente busque aferrarse a una moneda fuerte como el dólar. O su equivalente, el ladrillo-dólar, que no es verde, pero sí sólido y no se volatiliza, palabra que se asocia a otros períodos aciagos del país.
A pesar de todo, la coyuntura manda. Esta semana se habló menos acerca de si la AFIP es más flexible para atender los requerimientos de la gente que ahorra en dólares, porque el escenario político se recalentó entre el líder del sindicato de los camioneros y el Gobierno, paro mediante y anuncio de paro y movilización para el miércoles que viene. En el medio se informaron subas salariales y acuerdos que incluye al sindicato de la construcción. Al margen de esta mejora, el problema está en otro lado: la oferta de trabajo en esta industria podría afectar a muchos obreros con la caída de los permisos para nuevas obras.
A la vez hay que entender que el mercado inmobiliario es mucho más sofisticado de lo que parece y los negocios no se tejen para dentro de unos días, sino en el largo plazo. Y es allí donde pueden hallarse las oportunidades, pese a la ausencia de inversiones del exterior que hacen tanta falta, pero que no se sienten atraídas hoy por la falta de reglas claras y la inestabilidad actual del país.
Este escenario de conflictividad permanente aleja a quienes buscan instalarse para producir, generar trabajo y frente a los riesgos del capital ofrecido obtener buenos resultados. ¿Es buen momento para comprar? Es posible, sólo es necesario asegurarse cómo se implementa la operación y cuál es el precio. El ladrillo jamás defrauda, pese a la infinidad de tropiezos y trabas existentes..

Fuente: Por Adriana Anzillotti | LA NACION Sábado 23 de junio de 2012 |

En pesos, para pagar desde el pozo

Ante las restricciones impuestas por el cepo cambiario, los fideicomisos surgen como una alternativa favorable para la demanda que invierte en ladrillos

Frente al nuevo escenario que se presenta para concretar las operaciones inmobiliarias debido a las restricciones cambiarias, el segmento que agrupa los emprendimientos a través de fideicomisos al costo es el que se adaptó más rápido a la nueva realidad. Esto, debido a que la mayoría de los insumos que se usan y de los servicios que se contratan están en pesos.
Y en este momento, que muchos consideran como de transición hasta que se equilibren la oferta y la demanda, el problema que se puede presentar es con la compra de terrenos, debido a que los propietarios de la tierra pretenden seguir cobrando en dólares.
"Aquí se pone en juego la habilidad de cada desarrollador para tratar de involucrar a los dueños de la fracción en el emprendimiento o entregarles unidades terminadas en otro edificio, y así salvar el único insumo que queda dolarizado", expresa Mario Gómez, director de Le Bleu Negocios Inmobiliarios.
Es comprensible la posición de quienes venden, ya que en un contexto inflacionario como el actual nadie quiere tener una suma importante de pesos en la mano porque se expone a una desvalorización constante. Salvo esto, "el resto del negocio se paga en pesos, tanto los costos directos como indirectos de la obra; incluso, una medida que se adoptó en muchos desarrollos es la de vender el 100% del valor de las unidades en pesos", destaca Juan Pablo Haloua, de la firma Atelier Desarrollos.
Gabriela Goldszer, directora de Ocampo Propiedades, agrega: "Estas crisis no son nuevas en el mercado internacional ni en el local; ya pasamos por unas cuantas en la última década y siempre el sector las pudo sortear y ha salido fortalecido". Y amplía: "El mercado se toma un tiempo para incorporar plenamente con estos cambios de reglas, por lo que nuestra tarea es aconsejar a los desarrolladores y a los compradores".
Seguro contra la inflación
Con los nuevos fideicomisos que se comercializan totalmente en pesos cuando parten desde el pozo, cobra mayor importancia el índice de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) para resguardarse de la inflación. Como lo explica Roberto Rosa, de R. Rosa Negocios Inmobiliarios: "La venta se realiza con un 30 por ciento al boleto y cuotas ajustadas por el índice de la cámara, y en los casos que se abona en dólares a la firma del boleto, las cuotas se fijan en pesos ajustadas, ya que el índice de la CAC refleja la incidencia de la inflación real de los costos de construcción, asegurando al desarrollador que sus costos estarán cubiertos".
¿Qué pasa con las cuotas anteriores pautadas en dólares? Según el propio Rosa "si se pactaron en la moneda norteamericana se mantiene el pago en esa moneda, ya que el comprador declaró en el contrato poseer los dólares para hacer frente a la obligación asumida". A lo que agrega: "En otros casos se negociará entre las partes para llegar a un acuerdo teniendo en cuenta que lo único que se pretende al cobrar en dólares es cubrirse de la inflación cuando hay una obra que terminar, que tiene costos en pesos con continuos aumentos".
Al explicar qué parámetro se usa para tomar el valor del dólar para su conversión, Goldszer aclara: "Se toma la cotización al cambio oficial, aunque para la mayoría de los clientes es preferible tomar compromisos de deuda en pesos, porque es la moneda en que tienen sus ingresos; así no asume el riesgo de cambio. A los desarrolladores les resulta fácil y conveniente la adaptación, ya que sus gastos y compras de materiales son en pesos".
El mercado está reaccionando en forma positiva, según la opinión de Mario Gómez: "El mercado de los emprendimientos no se ha detenido tanto como el de los inmuebles usados, por la posibilidad de trabajar en pesos; a esto se avienen los desarrolladores porque así dejan de trabajar en dos monedas, y también los inversores, porque evitan el riesgo de lidiar con el tipo de cambio".
Lanzamientos
Ante este panorama, a modo de ejemplo, aquí van algunos recientes lanzamientos. Como el de Le Blue, el edificio Petit Amenábar, en el barrio de Belgrano, en Amenábar entre Ugarte y Congreso, con monoambientes tradicionales que parten de los 369.000 pesos, y monoambientes con doble aventanamiento desde 499.000 pesos con amenities.
Juan Pablo Haloua comenta que "en el proyecto Atelier Aguirre, por construirse en Chacarita, en Aguirre al 1500, se brinda la posibilidad de invertir el 100% en pesos. Contará con monoambientes y unidades de uno a tres dormitorios, desde 306.000 pesos más las cocheras, desde 88.000 pesos".
Ocampo Propiedades comercializa dos desarrollos a entregarse en septiembre de 2014: Green Haus I, en La Pampa al 4200, y Green Haus II, en Sucre al 4200, con cocheras, importantes amenities y locales, donde a las unidades de uno a cuatro ambientes y dúplex se accede con un anticipo y 30 cuotas de 8110 pesos".
Roberto Rosa añade: "Tecnourbana vende en pesos Icono Honduras, con un 70 por ciento al boleto, por el avance de obra a la fecha, y financiando en pesos el resto ajustado por el índice de la CAC".
Refugio seguro
Este segmento tampoco padece la pesificación, como lo asevera Gabriela Domínguez, gerente de comunicación del Grupo TIM: "El argentino tiene la habilidad de adaptarse rápido a los cambios; los desarrolladores no sentimos la modificación porque para construir los emprendimientos desde el pozo siempre se necesitan pesos para comprar los insumos". Y agrega: "Creemos que la gente seguirá con capacidad de ahorro y que la construcción, fiel a la idiosincrasia argentina, seguirá siendo la mejor inversión".
De este modo, el director de este grupo, Martín Aracama, refiere: "Estamos lanzando Main Park, un condominio premium de lofts y departamentos de tres ambientes, en Martín García al 2000, en Canning, a valores desde 274.500 pesos con financiación en 24 cuotas"..

Fuente: Por Juan Manuel Raimundo | Para LA NACION Sábado 30 de junio de 2012


Related Posts with Thumbnails