jueves, 12 de julio de 2012

Dólar y Operaciones Inmobiliarias

Dólar y operaciones inmobiliarias
La circular “A” 5318 del Banco central y las declaraciones de su presidenta no hicieron mas que blanquear que no hay dólares a valor del precio oficial para atesoramiento y transacciones inmobiliarias en la Argentina, presionando hacia la pesificación del mercado inmobiliario. Lejos, así por ende de una flexibilización del cepo al dólar, el sector deberá encontrar sus propios mecanismos de ajuste y reacondicionamiento a la nueva situación.
Toda duda que podría existir, a partir de la negación intencionada o bien como fruto de la credulidad, quedó absolutamente despejada días atrás: nadie en la República Argentina puede acceder al mercado oficial de cambios salvo para operaciones de comercio exterior o de turismo. La circular A5318 del Banco Central de la República Argentina emitida el 5 de julio del 2012 ratificó lo que de hecho ya existía sin reconocérselo desde el 31 de octubre del año pasado cuando se impuso la autorización obligatoria previa de la AFIP para acceder a la compra de moneda extranjera.

VER CIRCULAR A5318 DEL BCRA

Fue, por otra parte la presidenta del BCRA, quien cerró las puertas definitivamente a cualquier tipo de excepción a la que podría aspirarse desde el sector inmobiliario al afirmar rotundamente que “la compra-venta de inmuebles usados no agrega valor. Es un intercambio de activos que ya existen”, en una entrevista en el diario Tiempo Argentino.
sí las cosas, queda claro que la venta de un galpón desocupado o de un departamento, que se recicla, se mejora, se ocupa cuando antes estaba vacío, se vuelca al alquiler, genera una actividad en la zona, empleo para arquitectos, escribanos, corredores inmobiliarios, obreros de la construcción, necesidad de compra de pintura, pinceles, cemento, cerámicas, etc., no es considerado como algo que genera valor económico, actividad o empleo para la responsable de la máxima autoridad monetaria del país.
Por lo tanto, y más allá de las observaciones que objetivamente podrían hacerse a estas afirmaciones de la titular del Central, resulta evidente que se ha tomado una decisión de política cambiaria cuyas consecuencias no pasan inadvertidas para el mercado inmobiliario y que presiona hacia la utilización de pesos como medio de pago en el intercambio inmobiliario.
Así, el cepo cambiario, puso en crisis el concepto de resguardo de valor a ultranza que prevaleció durante los últimos nueve años en el mercado y que incluso fuera valorado en forma manifiesta por la presidenta de la Nación en la ultima Convención de la Cámara Argentina de la Construcción, en noviembre de 2011, donde afirmó que "la construcción va a ser un muy buen lugar para poner los pesos o los dólares, porque eso no lo vuela el tiempo ni varía por lo que dice un dirigente u otro. Los ladrillos siempre están y son una de las inversiones más seguras”. Ver nota “59 Convención de la CAC”
Dentro de la desorientación que impera hoy en el mercado a partir de las restricciones cambiarías considerar que al momento de la venta un inmueble es un activo dolarizado no puede asegurarse y por ende tampoco su función de resguardo de valor en esa moneda.
Este nuevo contexto impone forzado por la nueva política cambiaria, que quien decida o necesite vender un inmueble deba aceptar su pesificación y/o corrección de precio en virtud de la brecha entre el dólar oficial y el marginal o en su defecto dilatar su realización en el mercado.


Fuente: ReporteInmobiliario.com, 2003-2012, martes 10 de julio de 2012



0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails