martes, 30 de abril de 2013

Cambios en El Mercado Inmobiliario

Por el blue, hay departamentos nuevos más baratos que los usados
El salto del paralelo redujo el costo de construir, en esa moneda. Pero quien vende su casa no baja el precio.
Tradicionalmente, los departamentos a estrenar eran más caros que los usados. Pero las distorsiones que provoca la brecha entre el tipo de cambio oficial y el blue están haciendo que hoy se consigan unidades nuevas más baratas que las que ya tienen años de uso. El fenómeno, advierten en el sector inmobiliario, puede ser transitorio.
“En los últimos años, el precio de las propiedades fue subiendo en función del alza de costos en dólares, por la inflación -señala Roberto Tizado, de Tizado Propiedades-. Ahora el dólar saltó por arriba de los precios, tomando el blue, claro, pero los propietarios de las viviendas no aceptan todavía que deberían bajar los precios de esas unidades, en dólares ”. Los vendedores siguen tomando el dólar oficial, de $ 5,19, como referencia. Y quieren recibir la misma cantidad de billetes que cuando fijaron el precio, aunque hayan pasado meses y el blue duplicó su cotización en el último año.

“En tanto medido en dólares, el costo de la construcción bajó sustancialmente -señala Cristian Bau, con inmobiliarias en Belgrano y Tigre-.
Hoy se puede hacer una casa de calidad por US$ 800 el metro. Y el metro de usado, en la misma calidad, no baja de US$ 1.000”.
Bau señala que tradicionalmente, los usados eran 15 o 20 por ciento más baratos que los nuevos, y que hoy esa relación se invirtió, y se consiguen unidades a estrenar hasta 15 o 20 % más baratas que otras similares, usadas.
“Es que los precios no se ajustaron todavía al nuevo tipo de cambio que implica el blue - señala Germán Gómez Picasso, de Reporte Inmobiliario-. Pero hay que ver cómo sigue la situación, porque el que quiera vender su usado , tendrá que adaptarse a la nueva situación, tendrá que bajar los precios, sino no conseguirá comprador. Esta brecha tan fuerte entre el oficial y el paralelo es muy reciente, y el mercado todavía no se adaptó”.
Gómez Picasso señala un punto adicional a tener en cuenta: las unidades nuevas son en general a construir, en el pozo, y por tanto la entrega es a 6, 12 o 18 meses, hay que esperarlas; además las superficies suelen ser acotadas, porque se construye mayormente departamentos chicos, y la calidad no siempre es la misma que la de algo ya construido.
Gustavo Iglesias, de Gabriela Iglesias Propiedades, de Nordelta, añade otro punto a tener en cuenta. “El costo de la construcción medido en dólares bajó, es cierto, pero hay que ver cuánto dura, porque se aproxima la paritaria, y la UOCRA seguramente pedirá al menos la inflación, y algunos materiales están subiendo, así que seguramente en el corto plazo tengas un 15 o 20 % de suba de costos. Cuando salta el dólar, construir parece barato, pero en 6 meses vuelve a sus niveles, siempre pasa.” “Eso está haciendo que algunos propietarios quieran apurarse y aprovechar la situación: acabo de vender una casa que pedían más de US$ 500.000 en 430 mil: el dueño era un constructor que quiere apurarse a empezar otra antes que suban los costos”, agregó Bau.
“Sí, pero son situaciones puntuales, porque la mayoría de los vendedores mantiene su precio -añade Iglesias-. Porque así como cayó la demanda, también se redujo la oferta, y entonces los precios hoy se mantienen estables”.

Fuente: iEco, Clarín.com Por MARCELO CANTON 30 de Abril de 2013

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails