lunes, 20 de mayo de 2013

El Cedin y el Baade

La oferta de bonos en dólares suma otros títulos
El Cedin y el Baade pagarán un interés de 4% anual; hay instrumentos que rinden hasta 15% pero requieren dinero declarado
Sea cual fuese la motivación que llevó al Gobierno a decidir abrir un período para blanquear capitales, lo cierto es que, en caso de que la ley sea sancionada por el Congreso, el Estado volverá a tomar deuda en dólares.
Ahora bien, estos bonos denominados Certificado de Depósito para Inversión (Cedin) y Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico (Baade) no son los únicos instrumentos financieros locales mediante los que se puede adquirir bonos en dólares.
Todo el portafolio de opciones que ofrece el Estado tiene rendimientos por encima del 4% anual que prometen el Cedin y el Baade. Pero claro, hay una diferencia que no es menor. Mientras que para suscribir los actuales papeles hay que tener el dinero en blanco, para hacerse de los papeles que emitirá el Gobierno con el blanqueo de capitales se aceptarán los dólares en negro.
En el universo de los bonos en moneda estadounidense hay dos grandes preferencias de los inversores: el Bonar 13 y el Boden 15.
El primero, que vence en septiembre, es visto por los inversores como un bono sin riesgos y se ha tornado, por la cercanía del pago, en una manera de comprar billetes dólares que serán entregados en septiembre. Ahí el riesgo tiene que ver con la cotización de la moneda. No mucho más.
El otro, Bonar 15, fue el heredero del Boden 12, un bono que rindió bien y que venció el año pasado. Según Gustavo Ber, de Ber Consultora en Inversiones, este papel tiene un rendimiento de 13% y también mantiene un riesgo acotado. "Es un bono sobre el que no se ve demasiado riesgo ya que se pagará dentro de la administración de este gobierno. Despejar el riesgo político es bastante", dice.
La estrella de las colocaciones en dólares es el Bonar 17. El papel, que está emitido bajo legislación de Nueva York, también tiene un rendimiento anual en torno al 15 por ciento. Ber dice que más allá de que deberá ser pagado por el próximo gobierno, tampoco tiene el peso de un gran riesgo. "El mercado descuenta que el fallo de Estados Unidos [que lleva adelante el juez Thomas Griesa] no va acortar la cadena de pago. Confían que no se interrumpirán los mecanismos de pagos de la cadena financiera internacional. Entonces el bono cotiza bien", dijo Ber.
Más allá de esos papeles nacionales, también hay opciones en los que emitieron las provincias y la Ciudad de Buenos Aires. Los bonos porteños (CABA2015 o CABA2017 entre otros) tienen rendimientos similares a los bonos nacionales y el antecedente de que la Ciudad jamás defaulteó su deuda.
Las opciones de bonos provinciales son varias. Además de Chaco, que pesificó un bono y pagó alrededor de 250.000 dólares en pesos, hay variedad de títulos de Buenos Aires (con un riesgo algo mayor que los porteños y, claro está, con más interés), Neuquén, Formosa, Chubut, Córdoba, Mendoza y Salta.
Aunque los rendimientos son altos y en dólares, los problemas fiscales de la mayoría de los distritos los tornan una inversión para aquellos operadores sofisticados que diversifican sus carteras y toman algún riesgo en un porcentaje de su portafolio.

SUTILES DIFERENCIAS
Pesos en blanco
Hay bonos, como algunos Bonar o Boden, que tienen un rendimiento de hasta 15%, pero requieren dinero que esté declarado y blanqueado.
Dólares en negro
El blanqueo que anunció el Gobierno pagará a quienes traigan sus dólares no declarados una tasa de interés de 4 por ciento anual.

Fuente: Por Diego Cabot, para LA NACION 19 de Mayo de 2013


0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails